miércoles, abril 16, 2008

El Diseño Curricular Nacional y el centralismo educativo.





Walter Paz Quispe Santos.


Todos los estudiantes iniciaron el mes de marzo las labores educativas que consisten en aprender contenidos y desarrollar capacidades y competencias en base a un documento denominado Diseño Curricular Nacional. Ciertamente este documento no es neutro. No existen intencionalidades neutras y objetivas. Responden a ciertos intereses y a un determinado proyecto ideológico y político. Por ejemplo, en la experiencia de la educación peruana existieron tres proyectos educativos: el colonial, el criollo y el mestizo. Así, el proyecto mestizo propuso en un momento el modelo educacional llamado Tecnología Educativa basado en los supuestos de la ideología de eficiencia social, y luego el modelo denominado Constructivismo fundados en la misma ideología. Por eso en el léxico de los educadores existía la expresión ineficiente y eficiente, es decir la escuela fue un espacio para salir de la ineficiencia y conseguir la eficiencia social. Hoy se habla de incompetentes e incapaces y la función social de la institución escolar es precisamente convertirlos en competentes y capaces para un determinado proyecto social.

El Diseño Curricular Nacional, por lo tanto, responde a un determinado proyecto político centralista inspirado en la preocupación de la unidad nacional que en la práctica consiste en que desde Tumbes hasta Tacna se desarrollen los mismos contenidos y se busquen fomentar las mismas capacidades y competencias. Concebido así el DCN lo único que produce es que la educación sea irrelevante socialmente, impertinente culturalmente e insignificativo para los intereses y necesidades de los estudiantes peruanos en general y los puneños en particular. Un país diverso culturalmente y lingüísticamente desarrolla un proyecto suicida, insensible y sin respeto a formas de pensar y actuar diferentes.

Se nos dirá que el DCN permite la diversificación y la contextualización a las realidades distintas y la consigna es que se cumplan en el país el 70% de los contenidos y sólo se puedan ¨diversificar¨ un 30% de contenidos. Esta prerrogativa amparada en un legalismo educativo no responde a los intereses y necesidades regionales. Ni es respetuoso de la diversidad y los contenidos regionales que son los que con prioridad deben desarrollar los estudiantes en todas las regiones. En nuestra región, así no hay tiempo para tratar el Lago Titicaca a profundidad, los proyectos de desarrollo estratégicos, nuestra fauna y flora, la historia regional, la reactivación de la producción y productividad regional y otros. Sólo porque hay que preservar la unidad nacional, que posterga los ideales de una descentralización educativa y la autonomía regional.

Engañosamente se sostiene que el DCN es intercultural y abierto. Nada más falso para un país que exige una oferta educativa más coherente. Veamos. Lo intercultural supone un respeto a la alteridad y lo diverso de igual a igual, es decir, que en las instituciones escolares se estudien contenidos regionales y nacionales en un tratamiento curricular de 50% a 50%. Esto en nuestro país no es posible porque el mandato es 70% - 30%. Por lo tanto, se propone un centralismo disfrazado de interculturalidad, o más propiamente una interculturalidad entendida como sumisión. La práctica de la interculturalidad exige en un primer momento la práctica de la intraculturalidad regional, para que el diálogo sea equitativo.

Un currículo abierto, ateniéndonos a la experiencia internacional, quiere decir, que los actores educativos desde una planificación de bases deciden los contenidos y objetivos educativos sin la intervención del Ministerio de Educación, ya que el propósito es atender a la diversidad. Esto en el país no se permite, porque las macrodecisiones y microdecisiones lo decide el centralismo limeño y los educadores sólo se limitan a cumplir y obedecer las directrices de una diversificación engañosa y aparente.

Los educadores, no son los autores intelectuales de lo que se desarrollan en las aulas peruanas y puneñas. Los que pensaron el fracaso educativo, por lo tanto, son una élite de curriculistas obsesionados por la unidad nacional y sin un conocimiento de la complejidad del país. Esta constatación además nos hace pensar que es urgente construir un currículo regional hecho a nuestra medida y en armonía con nuestras naturales tendencias regionales. Un currículo que no nos globalice, sino que reinterprete la globalización. Que construya nuestra propia noción de la modernidad y posmodernidad. Ya no más un DCN que sólo busca formar educandos consumistas y fieles contribuyentes al centralismo fiscal.
Posted by Picasa

1 comentario:

guerrero dijo...

Me permito hacer un comentario a este interesante comentario...


A pesar de mi visión sistematizada y la de parametrizar casi todo aquello que puede ser medible, me gusta ver el trasfondo de lo que desarrollo, con mi equipo de desarrollo venimos desarrollando un Sistema de Gestión Educativo denominado Didáscalo, razón por la cual comprendo sobre este tema de competencias, capacidades, logros, indicadores, instrumentos de evaluación, etc... Sobre el documento DCN ciertamente no es neutro,nada es neutro, pero si podemos partir de estandarizar lo no estandarizado; Hay muchos modelos educativos como el OPTIMIST (para inicial), SNIPE(para primaria) y LASER(para secundaria) un modelo español por citar un ejemplo; y el DCN actual es una más sacado de donde aún no lo averiguo pero estoy seguro que es copia de algún sitio.


No contamos con los docentes mas virtuosos de latinoamerica, pero tenemos uno que otro Personaje Pensante, jajaja... Sobre que se desarrollen los mismos temas desde Tumbes hasta Tacna me parece una incidente afortunado, tocar con relevancia lo que nos interesa y lo otro no. Quizás aca vamos a diferir sobre la relevancia social, la pertinencia cultural pero si convergiremos en el intereses y necesidades de los estudiantes peruanos en general y los puneños en particular.


El Perú es un país diverso culturalmente y lingüísticamente en principio de la unión no es empezar por ver nuestras diferencias si no por ver nuestras similitudes, y de eso estaras de acuerdo, Tambien dire algo que quizás obviaste sin querer las áreas que determina el DCN para desarrollar no ocupa el 100% de las horas a dedicar a la enseñanza, hay un 30% de horas libres haber si no me fallan las matemáticas (6 horas x 5 dias = 30, existen 10 horas libres) , que es mucho para un tema de estima por sus zonas, cuando es algo que no deberia tratarse es las aulas si no en el seno del hogar, por citar otro ejemplo, seria politica institucional de cada colegio utilizar estas para promover el cariño o conocimiento sociocultural de la región o zona donde esta se halle, sin postergar ideales y solo contar con una descentralización educativa parcial. No estoy de acuerdo con una educación autonóma total, pero este conocimiento no deberia tener incidencia en la calificación del estudiante; estoy de acuerdo con la estandarización, simplemente por la relevancia que esta implica, ejemplo si cezgamos una area/materia/curso como quieran llamarlo a la zona, pues en un traslado por viaje de un alumno de un lugar a otro producirá desventajas no pertinentes para su evaluación, ya que veo tonto que alguien evalue cuan iqueño o tacneño o puneño seas... al final todos somos peruanos.


Nunca habra un diálogoequitativo, si nuestras semejanzas son menores a nuestras diferencias.
Sobre un currículo abierto, ateniéndonos a la experiencia internacional, me gustaria que me alcances datos de algunos modelos de esa forma la cual no he encontrado, mi mail es guerrero@somoslibres.org, aunque dudo que existan, ya que paises con diversidad cultural como el nuestro son poquisimos, enfocados en razas y actitudes culturales, sobre los lineamiento educativos bueno nunca han sido independientes.Y no creo que los autores intelectuales deban ser solo los docentes, si no élite de profesionales interdiciplinados con conocimiento de la complejidad del país. Tener un curriculo global da las mismas oportunidades a todos, imaginate que se prepara con un diseño curricular puneño a un estudiente viene a Lima o a Cuzo u otro lugar con otro diseño curricular mas avanzado estaria en desventaja la homogeneidad es importante construyamos nuestra propia noción de la modernidad y posmodernidad.


Jorge Chaupin

Arq. Sistema Didáscalo

Sistemas e Informatica

COPRONET - E-ExpertGroup